Parque Astronómico Atacama

A través de una concesión a CONICYT de 36.347 hectáreas en el llano de Chajnantor, comuna de San Pedro de Atacama, Región de Antofagasta, se crea el Parque Astronómico de Atacama, iniciativa que potenciará a la región como el máximo centro mundial de la astronomía.

 

El objetivo de este Parque es facilitar la instalación de proyectos científicos de astronomía en ese sector.

 

Los terrenos fiscales solicitados en concesión tienen carácter ancestral para la etnia atacameña, por lo que esta iniciativa ha contado con la participación de las Comunidades Atacameñas de San Pedro de Atacama y Toconao, la Comisión Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI), la Alcaldesa de San Pedro de Atacama y el Gobierno Regional.

 

En lengua Kunza, Chajnantor significa “lugar de partida/despegar”.  Todo este esfuerzo y visionario trabajo permitirá transformar a Chajnantor en el lugar desde donde se iniciarán los grandes descubrimientos y develarán los secretos milenarios que guarda el Universo.

 

El llano de Chajnantor posee condiciones únicas para la observación del Universo.  Cielos excepcionalmente claros y transparentes, fácil acceso a esta planicie que se ubica a más de 5.000 metros sobre el nivel del mar, infraestructura de comunicaciones compuesta por la ruta internacional de Jama y su relativo aislamiento de centros urbanos, convierten a esta zona en un lugar de condiciones inmejorables para la observación astronómica a nivel mundial, ya que permite observaciones en el rango sub-milimétrico, infrarrojo y óptico.

Actualmente, en el área comprendida por el Parque Astronómico de Atacama, se cuenta con cuatro proyectos astronómicos, cada uno de ellos en diferentes etapas de desarrollo. En el cerro Toco actualmente se encuentran instalados, el proyecto experimental ACT (Atacama Cosmology Telescope) y el proyecto POLARBEAR, ambos en  la misma ladera del cerro Toco a 5.200 metros. En el cerro Chajnantor a 5.640 metros de altura está instalado el proyecto TAO (Tokyo Atacama Observatory) el cual cuenta con un telescopio experimental de 1 metro de diámetro, siendo éste el telescopio a mayor altura en el mundo. Finalmente, en el mismo cerro Chajnantor a 5.570 metros se encuentra instalada la estación de monitoreo del proyecto CCAT (Cornell Caltech Atacama Telescope), en el cerro Toco se encuentra el proyecto CLASS The Johns Hopkins University que ha presentado su rol formal a CONICYT, para sus instalaciones.

 

Dadas las excepcionales características obtenidas durante el período de monitoreo, los representantes de CCAT han manifestado al gobierno de Chile, a través del Programa de Astronomía de CONICYT, su interés de instalar un telescopio de 25 metros, el cual se convertirá en el telescopio más grande del mundo operado a dicha altura.

 

El proyecto de CONICYT contempla promover la instalación de nuevos proyectos astronómicos en la pampa de Chajnantor a través de una serie de estrategias de difusión a nivel mundial.

 

Adicionalmente, a través de un modelo similar al establecido en el convenio con ALMA, los científicos nacionales obtendrán un 10% del tiempo de observación.

 

Además, durante la etapa de construcción y operaciones se prevé la generación de empleos a nivel local y regional, así como también la formación de personal técnico en áreas de desarrollo de punta.

 

El área comprendida por el Parque Astronómico de Atacama fue declarada “área de interés científico para efectos mineros” mediante D.S. Nº 90 de fecha 21 de octubre del 2005. A pesar de ello,  el área es continuamente explorada y solicitada, razón por la cual el Programa de Astronomía debe mantener el sector controlado de las solicitudes de terceros para la constitución de Derechos de Exploración y Explotación Mineros, Derechos de Aguas Subterráneas y Solicitudes de Exploración de Energía Geotérmica.

 

En caso que se presenten solicitudes de explotación, el Programa de Astronomía a través de la coordinadora del Parque, debe presentar una oposición técnico-legal en conjunto con el Departamento Jurídico de CONICYT. Todo esto con el fin de mantener el área libre de actividades que interfieran con el desarrollo de la actividad astronómica en el lugar.