Recurso de Reposición

1.- ¿Qué es el recurso de reposición?

Es un mecanismo de impugnación de los actos administrativos, con el objeto de dejarlos sin efecto o modificarlos.

2.- ¿Quién puede interponerlo?

Puede interponerlo el afectado por lo resuelto en el acto administrativo, o por medio de apoderados, entendiéndose que estos tienen todas las facultades necesarias para su consecución, salvo manifestación expresa en contrario. El poder deberá constar en escritura pública o documento privado suscrito ante notario.

3.- ¿Cuál es el plazo para interponerlo?

El afectado tiene 5 días hábiles para presentar el recurso, plazo que se cuenta desde que fue notificado o tomó conocimiento del acto administrativo que pretende impugnar.

4.- ¿Ante quién se interpone?

El recurso deberá ser dirigido a CONICYT.

5.- ¿Dónde debe presentarse?

El recurso debe presentarse en la Oficina de Partes de CONICYT, ubicada en Moneda 1375, Santiago (de lunes a viernes entre 09:00 y 14:00). También, puede ser enviado por carta certificada a Oficina de Partes de CONICYT.

6.- ¿Cuáles son los requisitos que debe cumplir el recurso de reposición?

Los recursos de reposición, en conformidad al artículo 30 de la Ley N°19.880, deberán cumplir con los siguientes requisitos:

a) El nombre y apellidos del interesado y, en su caso, de su apoderado, así como la identificación del medio preferente o del lugar que se señale, para los efectos de las notificaciones.

b) El RUT del postulante.

c) El número de folio asignado a la postulación.

d) Los hechos, razones y peticiones sobre las que se funda la solicitud.

e) Lugar y fecha.

f) La firma del solicitante o acreditación de la autenticidad de su voluntad, expresada por cualquier medio habilitado. En virtud de lo anterior, no se aceptarán recursos de reposición presentados a través de correo electrónico, a menos que se encuentre mediante firma electrónica avanzada.

g) El órgano administrativo al que se dirige, en este caso a CONICYT.

7.- ¿Procede además el recurso jerárquico?

No procede el recurso jerárquico, puesto que CONICYT es un servicio público descentralizado.