Historia

Dependiente del Ministerio de Educación, la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica, CONICYT, fue creada en 1967 como organismo asesor de la Presidencia en materias de desarrollo científico. Desde su creación, CONICYT ha estado presente en cada una de las iniciativas de apoyo al fortalecimiento de la ciencia y tecnología en Chile, orientando sus esfuerzos al objetivo final de contribuir al progreso económico, social y cultural del país, a través de la formación de capital humano avanzado, promoción y financiamiento de la investigación científica y tecnológica, y la divulgación y vinculación con la población.

En 1968, junto con dictarse la Ley que creó el Premio Nacional de Ciencias en Chile, a CONICYT se le otorga personalidad jurídica propia y se agregó a sus funciones la responsabilidad de asesorar al Presidente de la República en el planteamiento, fomento y desarrollo de la ciencia y la tecnología del país.  El estatuto inicial de la institución quedó establecido en el Decreto 491 de 1971.

El primer presidente fue Roberto Barahona Silva (1967-1971) médico y biólogo chileno, fundador de la especialidad de anatomía patológica en la Pontificia Universidad Católica de Chile y primer decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Austral de Chile.

En 1973, mediante un decreto, el Gobierno Militar declara en receso al Consejo de la Comisión, el mismo año se nombra presidente al General en Retiro Manuel Pinochet Sepúlveda (1973 – 1983). El año 1974, mediante otro decreto, se concentran en el presidente del Consejo de CONICYT todas las funciones y atribuciones de sus autoridades unipersonales y colegiadas.

En 1982 se inicia la etapa de fondos concursables con la creación, a través del Decreto con Fuerza de Ley Nº33, del Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico – Fondecyt, como el principal fondo público de apoyo a la investigación en ciencia básica y desarrollo tecnológico en Chile. Este fondo es administrado por el Consejo Superior de Ciencia y el Consejo de Desarrollo Tecnológico.

En 1988, se implementa el Plan Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (Plandecyt), que proporciona becas para doctorados y magister nacionales. Un año más tarde, se suma el financiamiento de postgrados en el extranjero, sentando las bases de lo que hoy es el Programa para Estudios de Postgrado en Chile y el Extranjero – Becas Chile de CONICYT.

En 1992 nace el Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico – Fondef, que busca promover la vinculación y asociatividad entre instituciones de investigación y empresas, con el objetivo de desarrollar proyectos de investigación aplicada, desarrollo precompetitivo, interés público y transferencia tecnológica.

En 1995 se crea el Programa Explora, encargado de la divulgación científica en el país, con la finalidad de generar una cultura científica y tecnológica en la población, fomentando en la ciudadanía el razonamiento crítico, reflexivo y la comprensión del entorno.

Dos años más tarde, enfocado en la necesidad de crear y mantener centros de investigación científica de excelencia en Chile nace el Fondo de Investigación Avanzada en Áreas Prioritarias, Fondap, administrado por los consejos de Fondecyt. En una segunda etapa el Programa fue modificado con la finalidad de crear Centros de Excelencia en Investigación Avanzada organizados al interior de una institución sin fines de lucro, junto a ello pasa a llamarse Fondo de Financiamiento de Centros de Investigación en Áreas Prioritarias, manteniendo su sigla.

El año 2000 se crea el Programa Regional de Investigación Científica y Tecnológica que busca avanzar, en conjunto con los Gobiernos Regionales, Universidades y centros de Investigación de cada territorio, en la creación de centros que aborden de manera coordinada las temáticas locales en sintonía con las políticas de desarrollo del país.

En 2006 se crea el Programa de Financiamiento Basal para Centros Científicos y Tecnológicos de Excelencia, conocidos como “Centros Basales”. Este programa tiene por objetivo acrecentar el capital científico y tecnológico de alto nivel existente en el país, y de esta forma, estrechar lazos entre la investigación científica y tecnológica y el desarrollo económico de Chile, mediante el financiamiento para la consolidación de grupos de investigación y de Centros Científicos y Tecnológicos de Excelencia.

En 2014, mediante Decreto Supremo Nº326/14 del Ministerio de Educación, se puso fin al receso del Consejo de CONICYT, restituyéndose las funciones y atribuciones a las instancias unipersonales y colegiadas. Así, en marzo de 2015 se designa al primer Director Ejecutivo por el sistema de Alta Dirección Pública, quién es el jefe superior del servicio, y el 7 de septiembre del mismo año se reinstala el Consejo de CONICYT, el que corresponde la Dirección Superior de la Comisión.

Presidentes del Consejo de CONICYT
Roberto Barahona Silva Médico y Biólogo 1967 – 1971
Víctor Barberis Yoris Médico 1971 – 1973
Galo Gómez oyarzún Académico 1973- 1973
Manuel Pinochet Sepúlveda General (R) de Ejército 1973 – 1983
Osvaldo Cori Moully Médico y Químico 1985 – 1987
Juan Antonio Guzmán Molinari Ingeniero Civil Químico 1987 -1987
Jorge Urzúa Urzúa Médico Cirujano 1987 – 1989
Manuel Krauskopf Roger Bioquímico – Doctor en Ciencias 1989 – 1990
Enrique D’Etigny Lyon Ingeniero Civil 1990 – 1997
Mauricio Serrazin Arellano Ingeniero Civil – PhD 1997 – 2000
Eric Goles Chac Ingeniero Civil Matemático – Doctor en Ingeniería y Doctor en Matemáticas. Premio Nacional de Ciencias Exactas 1993 2000 – 2006
Vivian Heyl Chiappini Ingeniero Civil – Magíster en Sociología 2006- 2009
José Miguel Aguilera Radic Ingeniero Civil Industrial – Premio Nacional de Ciencias Aplicadas y Tecnológicas 2008 2010 – 2013
Francisco Brieva Rodríguez Ingeniero Civil Electricista – Doctor en Física 2014 – 2015
Mario Hamuy Wackenhut Astrónomo – Premio Nacional de Ciencias Exactas 2015 2016 –