Proyecto D00I1154

INVESTIGACION Y DESARROLLO DE TECNOLOGIA DE APROVECHAMIENTO DE RECURSOS HIDROBIOLOGICOS PARA LA PRODUCCION DE FERTILIZANTES ORGANICOS SOBRE LA BASE DE ESPECIES ALGALES Y DESECHOS DE LA INDUSTRIA PESQUERA
Proyecto Número:
D00I1154
Año:2000
Concurso: OCTAVO CONCURSO NACIONAL DE PROYECTOS DE I+D FONDE
Tipo de Proyecto:
INVESTIGACION Y DESARROLLO C&T
Area Prioritaria:
PESCA Y ACUICULTURA
Duración:
28 (meses)
Monto Fondef Asignado: 246
(en millones de pesos del año de adjudicación)
Sitio Web: http://


AREAS SECUNDARIAS
FORESTAL
AGROPECUARIA
DISCIPLINAS ASOCIADAS
QUIMICA DE RECURSOS NATURALES
ECOLOGIA Y CIENCIAS AMBIENTALES
AGRONOMIA Y OTRAS ESPECIALIDADES SILVOAG
NUTRICION VEGETAL, FERTILIZACION DE CULT
PESCA Y PISCICULTURA

DIRECTOR GENERAL
Nombre: ALEJANDRO EUGENIO SANTIBAñEZ HANDSCHUH
Dirección: SERENA 77
PUERTO MONTT
Teléfono: 65-275758-263264

INSTITUCION PRINCIPAL
Nombre: UNIVERSIDAD DE LOS LAGOS
Dirección: AVDA FUCHSLOCHER 1305
OSORNO
Teléfono: 64-333000

OTRAS INSTITUCIONES
Instituciones Ejecutoras NO CONSIDERA
Otras Contrapartes PATAGONIA LTDA.
SALMONOIL S.A.

RESUMEN

RESUMEN

El aumento de la demanda de fertilizantes orgánicos en países desarrollados y la actual tendencia de sustentabilidad con relación al manejo de los residuos industriales, minimizando los impactos ambientales, son dos situaciones que se consideraron relevantes en la formulación de este proyecto. En este contexto, se contempla causar un impacto ambiental positivo buscando alternativas productivas orientadas al manejo de los desechos de la industria pesquera y al uso de algas de bajo valor comercial para la producción de fertilizante orgánico.

Los fertilizantes orgánicos a partir de desechos industriales pesqueros y algas marinas son básicamente extractos obtenidos mediante procesos químicos de fácil aplicación y no muy complejos, cuya formulación y proceso se han mantenido como secretos industriales.

En Chile y específicamente en la Región de Los Lagos, la industria pesquera y especialmente la salmonicultura, asociado con su gran desarrollo económico y productivo generan grandes volúmenes de desechos sólidos. Por otra parte, esta región cuenta con una gran variedad de algas marinas muchas de ellas de bajo valor comercial y desaprovechadas. Ambos recursos hasta la fecha han estado subutilizados, por lo cual se abre la posibilidad de su aprovechamiento, hasta ahora no considerado, generando una nueva fuente de inversión de alta rentabilidad, fuentes de empleos e ingresos y ayudando a crear una nueva filosofía respecto al medio ambiente.

La afortunada relación entre la utilización de estos dos recursos aprovechables y la producción de fertilizantes orgánicos tiene un gran sentido, sobretodo si se considera que la aplicación del producto generaría amplias posibilidades de comercialización en el sector agropecuario, tanto en la agricultura orgánica como en actividades silvoagropecuarias, hortofrutícola y floricultura especialmente, a nivel nacional e internacional.

Se estima que Chile podrá comercializar en los próximos 10 años valores cercanos a los US$ 50.000.000 anuales de este tipo de insumos, creando así una nueva e interesante alternativa económica. La presión por productos naturales está siendo impuesta también en países productores de fruta como Chile, España y otros países de Centroamérica. Se prevee que en un plazo de 10 años ya no será posible exportar a los mercados más desarrollados productos que no cuenten con certificación orgánica. Además, la utilización de fertilizante orgánico permitirá el mejoramiento de la productividad y el rendimiento de las plantaciones aumentará la demanda y el precio de los alimentos orgánicos hasta tres veces los volúmenes y precios actuales, lo que causará un fuerte impacto en el sector.

La ausencia de producción de fertilizantes orgánicos en Chile se debe básicamente a lo incipiente que es este mercado, a la falta de conocimiento de estos mercados y al desconocimiento del proceso tecnológico, entre otras razones. Sin embargo, existen acciones concretas como la señalada por el Ministerio de Agricultura, que apoya las estrategias de reconversión y que ha puesto en marcha un sistema de etiquetado y certificación, creando un fondo para la agricultura orgánica en transición (Resolución Exenta N 425 del 15-02-2000). Además se debe considerar que actualmente no existen barreras comerciales para la introducción de este producto en el mercado internacional.

Nuestro país en los últimos años ha implementado una amplia apertura de mercados en el ámbito internacional, firmando una serie de tratados de libre comercio. El sector agrícola se ha visto afectado, lo cual obliga en el corto plazo a encontrar alternativas rentables de producción, como la innovación tecnológica propuesta, las que permitirán competir en el ámbito internacional haciendo de la actividad una posibilidad cierta de negocios sustentables en el tiempo.

En el escenario planteado, la Universidad de Los Lagos en asociación con las empresas Los Volcanes S.A. y Ecoterra Ltda. han sumado sus capacidades científicas, tecnológicas y comerciales para desarrollar un proyecto de investigación tecnológica orientado a producir un fertilizante orgánico a partir de algas de bajo valor comercial y desechos de la industria pesquera, determinar su comportamiento productivo en distintos cultivos agrícolas y forestales y por último desarrollar una estrategia de comercialización nacional e internacional de fertilizantes orgánicos producidos bajo criterios de certificación orgánica lo que incluye materias primas, planta, procesos y lugares de ensayo y productos, lo cual incorpora el concepto de desarrollo sustentable.

En lo específico, el proyecto de producción de fertilizante orgánico contempla la determinación y caracterización de materias primas, aspecto que definirá la fracción posible de usar de las praderas de algas y de los desechos de la industria pesquera. Posteriormente se pondrá en marcha la operación de una planta piloto para la producción de fertilizante orgánico, con una apropiada tecnología adaptada a las condiciones locales. Luego se evaluarán los resultados de la aplicación del fertilizante en distintos sistemas productivos tanto agrícolas como forestales de interés, determinando sus ventajas comparativas frente a otros insumos. Finalmente, la estrategia comercial apuntará a determinar las exigencias de mercado en los países de mayor demanda, junto con la definición de envases y etiquetado del producto.

El desarrollo de este proyecto creará una nueva, complementaria y rentable alternativa económico-social a las ya existentes en la Décima Región. Su efecto multiplicador será particularmente amplio, efectivo y sensible en las comunidades agrícolas, lo que permitirá un real aporte al desarrollo de la agricultura orgánica nacional. Además propone la diversificación del sector alguero y por otra parte mitiga ambientalmente los impactos de actividades productivas. Junto con ello le permitirá al país posicionarse en este nuevo y emergente mercado internacional de grandes proyecciones, logrando desarrollar las ventajas comparativas basadas en la abundancia de materias primas disponibles no aprovechadas.